top of page

De esas historias del beisbol: Jon Jay // Por Alejandro Aguerrebere



Gracias amigos lectores de 643 Network, nos integramos a este proyecto multiplataforma donde se respira BEISBOL, muy contentos de traer tantos temas dentro de la muy nutrida gama de posibilidades para platicarles a ustedes, gran público aficionado al diamante, al rey de los deportes.


Solo a manera de breve introducción, 21 años este autor escribiendo (también narrando) sobre los batazos, lances, ‘doble plays’ y súper pichadas, nos han traído satisfacciones, sorpresas en el análisis y por supuesto pronósticos reservados: todo nos lleva a que es un deporte de historias y es una de ellas con la que queremos comenzar esta entrega de “Beisbolización”


Por supuesto ubicábamos a Jon Jay, pelotero que fue campeón en el 2011 con los gloriosos Cardenales de San Luis. Su carrera que hoy abarca 12 temporadas en el máximo beisbol, tiene una peculiaridad al tener una racha de fildeo SIN errores entre el citado 2011 y el 2013, además de disputar cuatro series de campeonato consecutivas con dicha franquicia.


Actualmente, a sus 36 años de edad, tiene un contrato de ligas menores con los Angelinos de Anaheim Los Ángeles y se estima que ha ganado más de 20 millones de dólares en sueldos ligamayoristas, durante una carrera de 10.134 temporadas netas, con su debut en el 2010 para los pájaros rojos.


En su momento drafteado desde la Universidad de Miami, le llamarían “El Federalista” por su homonimia con el independista John Jay, aunque él siempre prefirió el “305 J”.


Hasta aquí, pareciera una historia digamos “normal”, de un jugador que fue seleccionado, con su carrera en el máximo beisbol y con un anillo de Serie Mundial.


Hasta que, hace par de días, al ver la nueva entrega de la -digamos- saga de Cocaine Cowboys llamada “Kings of Miami” (Netflix, 2021) notamos la mención de que el padre precisamente de este durable pelotero, es Justo Jay, quien fue encarcelado por su papel clave en las actividades delictivas de un grupo que introdujo drogas -pare decirlo muy en general- a los Estados Unidos.


Jon Jay prácticamente creció sin papá, aunque, aquí viene lo más curioso: su padre estaba para una condena mucho mayor (115 años) y, por cuestiones del sistema de justicia, obtuvo su libertad -acotada- justamente UN MES antes del debut de su hijo en Grandes Ligas.


Diecinueve años no había visto el joven a su padre, para tener esa motivación para dar el salto ligamayorista y vaya manera de lograrlo, con una franquicia de rica historia, la más campeona de la Liga Nacional.


No cabe duda que el beisbol nos regala historias maravillosas, donde las oportunidades llegan y los encuentros, sean en el diamante o por el devenir alrededor del mismo, vienen a ser una cálida culminación de las circunstancias.


Con esta página abrimos Beisbolización en 643 Network y… gracias por sus comentarios.


Twitter: @alejou

Correo: alejoague@yahoo.com


159 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page