top of page

Bo Jackson, eternamente Real

Sus hazañas atléticas casi sobrehumanas lo convirtieron en estrella y sensación cultural.



643 Network (Redacción).- Bo Jackson ha sido elegido para el Salón de la Fama de los Royals de Kansas City.


La ceremonia de exaltación se realizará sobre el terreno del Kauffman Stadium el sábado 29 de junio.


El jardinero All-Star fue incluido en la boleta electoral por la Junta Ejecutiva del Salón de la Fama del equipo y elegido mediante el proceso de votación del Comité de Veteranos. Los candidatos deben ser nombrados en al menos el 75% de todos los votos emitidos para ser elegidos.


Jackson, ganador del Trofeo Heisman en 1985 en la Universidad de Auburn, conmocionó al mundo del deporte al rechazar inicialmente el fútbol profesional para firmar con los Royals en 1986. Kansas City lo había seleccionado en la cuarta ronda del Draft de Jugadores de Primer Año de 1986, una firma que resultó en gracias al compromiso decidido del cazatalentos Ken Gonzales. En su informe oficial de exploración, resumió a Jackson como el "mejor atleta puro de Estados Unidos en la actualidad". El entonces director de scouts de los Royals, Art Stewart, dijo: "Fue la relación de Kenny con la familia lo que resultó en que contratáramos a Bo".


Una vez firmado, fue un fenómeno como ningún otro jugador lo había sido. Hizo su debut en MLB el 2 de septiembre de 1986, conectando el primer hit de su carrera. Su primer HR el 14 de septiembre de 1986 recorrió aproximadamente 475 FT, que en ese momento era el más largo en la historia del Royals Stadium. Fue sólo el comienzo de una serie de hazañas atléticas casi sobrehumanas que convirtieron a Bo no sólo en una estrella para la organización, sino en una sensación cultural.


Escaló paredes y realizó tiros como de superhéroe. Su notable actuación como Jugador Más Valioso en el Juego de Estrellas de 1989, que incluyó un memorable cuadrangular para abrir el encuentro, consolidó su estatus como una estrella entre las estrellas. Bo lideró a los Royals con 32 vuelacercas y 105 carreras impulsadas, la mejor marca de su carrera, durante esa temporada de 1989, luego lideró al equipo nuevamente con 28 HR en 1990.


"Estoy muy feliz de que mi amigo Bobo haya recibido esa llamada", dijo el miembro del Salón de la Fama y 13 veces All-Star George Brett. “Era un gran compañero de equipo y probablemente el pelotero más emocionante con el que jugué. Verías cosas que ningún otro ser humano podría hacer en un campo de béisbol o de fútbol. Es uno de los mejores atletas de nuestro tiempo y es un honor darle la bienvenida al Salón de la Fama de los Royals, donde pertenece”.


Jackson sufrió una lesión en la cadera jugando para los Raiders de Los Ángeles en un partido de playoffs de la NFL en enero de 1991, lo que pronto puso fin a su carrera con los Royals. Pero mientras que las lesiones pueden haberle robado longevidad a los días de juego de Jackson, él y su talento supremo brindaron momentos y recuerdos que pocos atletas podrán igualar.

4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page