top of page

Wrigley Field, sucursal de apuestas de Grandes Ligas

El estadio de los Chicago Cubs trabajará con una casa de apuestas minoristas, implementando un local dentro del inmueble.


El jueves, Chicago Cubs anunciaron una asociación de varios años con DraftKings que incluye planes para colocar una casa de apuestas en Wrigley Field o en el área de Wrigleyville fuera del parque.


Los Cachorros son la primera franquicia de Grandes Ligas de Béisbol en comprometerse a abrir una casa de apuestas minorista en las instalaciones de su estadio.


"Un número cada vez mayor de fanáticos de los deportes desea integrar las apuestas deportivas en su experiencia de juego, y estamos entusiasmados de ser uno de los primeros en participar en el desarrollo de una casa de apuestas minorista en un lugar deportivo profesional", Crane Kenney, presidente de operaciones comerciales para los Cachorros, dijo en un comunicado que anuncia el trato.


No se ha determinado la ubicación exacta de la casa de apuestas y, con varios pasos normativos aún necesarios, no existe un cronograma específico. Wrigley Field debe recibir la aprobación de desarrollo de la ciudad de Chicago. DraftKings, como el operador deportivo designado de los Cubs, debe solicitar una licencia maestra de apuestas deportivas con la Junta de Juegos de Illinois.


Los detalles financieros, incluido cómo y si los ingresos de la casa de apuestas se compartirán entre DraftKings y los Cubs, no fueron revelados. Con el trato, DraftKings se convierte en el socio oficial de apuestas deportivas y fantasía diaria de los Cubs.


DraftKings ya ofrece apuestas móviles y en persona en Illinois a través de una asociación con Casino Queen en East St. Louis, pero cree que tener una casa de apuestas en Wrigley Field será un momento monumental para la compañía y los deportes estadounidenses.

"Lo que realmente nos entusiasma es el tener una importante presencia metropolitana de una casa de apuestas emblemática de DraftKings", dijo a ESPN Matt Kalish, cofundador y presidente de DraftKings. "Creo que será potencialmente una de las casas de apuestas más grandes del país, incluso si los 50 estados estuvieran abiertos. Así que estamos muy emocionados de ver lo que ese tipo de lugar puede hacer por DraftKings y los Cubs".


En los últimos dos años, se han abierto casas de apuestas legales en 18 estados y el Distrito de Columbia, y varios estados más están preparados para lanzar mercados de apuestas deportivas en los próximos meses.


Durante más de un siglo, las Grandes Ligas no quisieron tener nada que ver con las apuestas deportivas, algo que el ex comisionado Bud Selig describió una vez como "malvado" y un peligro para el juego. La historia del béisbol con los juegos de azar se vio empañada por el escándalo de los "Medias Negras" de 1919, cuando los Chicago White Sox fueron acusados de arreglar para perder la Serie Mundial, y Pete Rose, el líder de hits de todos los tiempos en el deporte, fue expulsado del juego después de que se descubrió que apostaba en juegos mientras era mánager de los Cincinnati Reds. Sin embargo, ahora el béisbol está adoptando el mercado legal de las apuestas deportivas a medida que se extiende por todo el país.


Illinois y el Distrito de Columbia son las únicas jurisdicciones que han avanzado después de aprobar una legislación que permitía que las instalaciones deportivas operaran casas de apuestas deportivas. Este verano, el Capital One Arena en Washington, hogar de los Washington Capitals en la NHL y los Washington Wizards en la NBA, transformó su oficina de boletería en una casa de apuestas temporal, operada por la compañía de apuestas William Hill US, mientras se construye un espacio de apuestas deportivas permanente en la arena.


El béisbol de Grandes Ligas prohíbe a cualquier propietario de club que tenga una participación material en una casa de apuestas tener un papel activo en la gestión de la empresa. Si la familia Ricketts, dueña de los Cachorros, tomara una participación material en la casa de apuestas de DraftKings en Wrigley Field, MLB podría imponer restricciones sobre qué apuestas se pueden realizar. Si la propiedad de los Cubs sigue siendo independiente de la casa de apuestas, no se aplicarán las restricciones sobre las apuestas.


Kalish de DraftKings prevé una casa de apuestas híbrida y un bar deportivo en Wrigley Field, un lugar donde los fanáticos se detienen antes y después de un juego de los Cubs para tomar una cerveza y algunas apuestas.


"Quizás sea una apuesta para que los Cachorros sean quienes ganen, tal vez algunas menores como como el primer jonrón, luego entrar al juego a las 6:45, sentarme, sudar mis apuestas y animar a los Cachorros", dijo Kalish. "Luego, después del partido, puedo volver al libro de DraftKings, relajarme con mis amigos, comer y beber algo y pensar en el partido del día siguiente, tal vez poner algunas entradas más".


Con información de ESPN.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page