top of page

Victorias, cada vez menos comunes entre los abridores

El grupo de lanzadores de veintitantos años se haya desarrollado más lentamente.



PHOENIX (AP) — José Berríos cumplió 30 años el lunes y con ello abdicó a una corona que pocos conocían.


El boricua, dos veces elegido al Juego de Estrellas y quien comenzó su carrera con los Mellizos de Minnesota, lanza ahora por los Azulejos de Toronto. Acumula 88 triunfos en su carrera, lo cual lo convertía en el líder en activo entre los lanzadores menores de 30 años en las Grandes Ligas, de acuerdo con baseball-reference.com.


“Es una locura”, dijo hace unas semanas Zac Gallen, pitcher de los Diamondbacks de Arizona. “No me había percatado de que no tiene todavía 30 años”.


Los tiene ahora, y su ascenso a la categoría de mayores de 30 ha llamado la atención sobre la poca cantidad de lanzadores jóvenes y con grandes números juegan actualmente en las Grandes Ligas, al menos en cuanto a las estadísticas más tradicionales.


Hay que olvidarse de los lanzadores con 300 victorias, el estándar de excelencia que en el último siglo casi garantizaba ir al Salón de la Fama. Pronto, incluso los 200 triunfos parecerán inalcanzables.


Una combinación de menos uso de los abridores y un alza en las lesiones de brazo —particularmente la cirugía de Tommy John— ha hecho que el grupo de lanzadores de veintitantos años se haya desarrollado más lentamente.


El venezolano Germán Márquez, de Colorado, es ahora el líder menor de 30 años, con 65 victorias en su carrera. Pero se está recuperando de la cirugía de Tommy John.


Es un tema común. Shane Bieber, de Cleveland, viene a continuación con 62 triunfos, pero está también fuera de actividad por la misma intervención quirúrgica. Después de Bieber se ubica Lucas Giolito, de Boston, con 61 victorias —y está marginado también por una cirugía de codo.


Entre los que sí están en actividad actualmente, el líder es Corbin Burnes, quien acumula 49 victorias y cumplirá 30 años el 22 de octubre. Es uno de los pocos especialistas en la recta que se han mantenido relativamente saludables.


Otros, como Spencer Strider de Atlanta o el dominicano Eury Pérez de Miami, no han tenido tanta fortuna. No muy lejos de Burnes andan Dylan Cease (48 victorias a los 28 años), Walker Buehler (47 triunfos a los 29) y Logan Webb (46 ganados a los 27).


Una vez que se retire la generación actual de lanzadores más veteranos, como Justin Verlander (260), Zach Greinke (225), Max Scherzer (214) y Clayton Kershaw (210), es justo preguntarse si volverá a haber un pitcher con 200 victorias.


Existe todavía una posibilidad sólida de que Gerrit Cole, as de los Yanquis de Nueva York, pueda llegar ahí. Tiene 33 años y 145 triunfos.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page