top of page

La certificación de memorabilia en MLB

¿Qué hay detrás de la certificación de cada pelota, base o bat, todos conectados a resultados únicos y a la poesía del béisbol? Aquí te lo decimos.



Cuando Juan Nieves lanzó el primer juego sin hit de la franquicia de los Cerveceros el 15 de abril de 1987, sobrevivieron pocos recuerdos.


"Guardamos su camiseta y gorra, y creo que tuvimos una pelota del juego", dijo el director de operaciones de la casa club de los Cerveceros, Tony Migliaccio. "En aquellos días, el tipo con la mejor caligrafía del equipo escribía la fecha en la pelota y la guardaba en un estuche".


Ahora vamos a compararlo con la noche del 11 de septiembre de 2021. Corbin Burnes y Josh Hader se combinaron en el primer juego sin hit de Milwaukee en 34 años, y hubo suficientes artículos autenticados profesionalmente de la noche para llenar un pequeño museo.


Los fanáticos del béisbol han estado coleccionando recuerdos desde que se tiene memoria. Pero solo en el siglo XXI el deporte desarrolló y perfeccionó un sistema para recopilar y verificar los objetos utilizados en el juego: pelotas, bates, spikes, cascos, gorras, bases, lineups, tierra del terreno y así sucesivamente, lo que previene fraudes, conserva el historial y, sí, genera ingresos.


La temporada 2021 marca el vigésimo aniversario de un proceso innato en las Grandes Ligas modernas, pero no tan conocido por los fanáticos. El programa de autenticación de MLB, el primero en su tipo, es el sistema de recolección más completo de cualquier liga deportiva, y documenta cientos de miles de objetos de interés cada temporada.


"Estamos aquí para registrar el historial", dijo Michael Posner, director de autenticación de MLB. "Es algo que la liga recordará en 50 años y podrá decir: 'Gracias a Dios, tuvimos un proceso para registrar todo esto, porque ahora sabemos dónde está todo y no hay duda al respecto'".


¿Cómo surgió el programa de autenticación? Aquí todas las respuestas.


A fines de la década de 1990, un visitante de una tienda de regalos oficial de los Padres vio artículos supuestamente firmados por Tony Gwynn que sabía que eran falsos.


¿Cómo lo supo? Bueno, ese cliente de la tienda era el mismo Gwynn.


La oficina de campo del FBI en San Diego fue alertada sobre la situación, y Gwynn participó en una investigación de autógrafos falsificados y recuerdos deportivos falsos que se conoció como "Operación Bullpen". La primera fase de la investigación, que finalizó en abril de 2000, dio lugar a la imputación de 26 personas, todas ellas condenadas. Cuando la investigación se expandió fuera del sur de California para la fase dos, otras 36 personas fueron condenadas y 13 redes de falsificación se disolvieron.


En ese momento, se estimó que más de la mitad de todos los artículos autografiados en el mercado eran falsos. (Un conspirador había bromeado con un agente encubierto que Mickey Mantle todavía tenía un brazo fuera de la tumba firmando autógrafos). Incluso si un artículo venía con un "certificado de autenticidad", no era de fiar, porque los certificados estaban siendo falsificados también.


"Como liga", dijo Posner, "nos dimos cuenta de eso y decidimos hacer algo para proteger a nuestros jugadores, fanáticos y equipos para que no sean estafados".


El programa de autenticación comenzó en 2001, con la ayuda de una empresa de contabilidad externa, y requirió algunos años de ajuste. Pero en 2006, el programa que se utiliza en la actualidad básicamente había tomado forma.


Así es como funciona:


MLB tiene 220 autenticadores oficiales, todos los cuales son agentes de la ley activos o retirados.


"Lo que estamos haciendo es recopilar pruebas", dijo Posner. “Utilizamos personas que están completamente examinadas. Conocemos muy bien sus antecedentes ".


Dos autenticadores están presentes en cada entrenamiento de primavera y en los juegos de la temporada regular, con más de una docena de joyas disponibles para eventos como el Juego de Estrellas y la Serie Mundial. Antes del juego, se reúnen para discutir lo que está en juego en un día determinado: un jugador que hace su debut, un jugador que persigue un hito en particular o cualquier otra cosa que pueda hacer que ese juego en particular se destaque de lo normal. Y luego, durante el juego, desde sus lugares junto a los dugouts, el trabajo de los autenticadores es documentar la vida y los tiempos de cada pelota utilizada en el juego: quién la lanza, quién la golpea, quién la firma.


Una vez que una pelota ya no está en juego, el autenticador la recupera (a menudo del recogepelotas) y le pega una pequeña etiqueta plateada. Esa etiqueta es la columna vertebral del programa de autenticación. Cada una está marcado con un holograma a prueba de manipulaciones y un código único. El código se compara en una base de datos donde el autenticador ha registrado el uso del objeto en cuestión, ya sea una pelota, un bate, una base, etc.


En los últimos años, la documentación de las pelotas utilizadas en el juego se ha ampliado para incluir los datos correspondientes de Statcast: la velocidad de lanzamiento a la que se lanzó y la velocidad de salida que alcanzó después de haber sido golpeada.


"Lo primero que les decimos a los autenticadores es que se olviden de todo lo que saben acerca de ver el juego de béisbol porque van a ver el deporte de una manera diferente", dijo Posner. “Hay una historia adjunta a todo. Nunca se sabe cuándo tendrá lugar el próximo juego sin hit o de cuatro HR’s. O simplemente un juego regular un martes por la noche, siempre sucede algo. Cada pelota está conectada a resultados únicos y realmente captura la poesía del béisbol y todas las cosas que suceden durante un juego".


Para los momentos verdaderamente históricos, como Hader obteniendo el último out en el juego sin hit de la temporada 2021 que batió récords o Miguel Cabrera golpeando el HR número 500 de su carrera, el programa de autenticación es vital para garantizar una cadena que mantiene un registro de custodia de los elementos pertinentes involucrados. Las pelotas utilizadas por los lanzadores contra Cabrera cuando aun tenia 499 HR’s estaban todas especialmente marcadas con una "M", un número de serie y una marca única visible solo con una luz ultravioleta para que pudieran verificarse y sirvió cuando un fanático afortunado atrapó el No. 500, además de todo el uniforme de Cabrera, que fue autenticado después del juego.


Cuando el programa estaba en su primeros días, los autenticadores tenían que perseguir literalmente esta historia. Cuando los Cardinals aseguraron su título de la Serie Mundial de 2006 con un ponche, el receptor Yadi Molina estaba inicialmente perplejo cuando Posner se le acercó en el campo.


"¿Qué pasa, papi?" preguntó Molina.


"La última bola, tenemos que autenticarla", respondió Posner.


Ahora, comprendiendo la situación, Molina, con todo su equipo de receptor, le dio a Posner la pelota y lo envolvió en un gran abrazo de oso.


La aceptación del programa solo ha crecido en los años posteriores. Los jugadores de hoy saben ahora qué hacer y a quién buscar cuando ocurre la historia. El primera base de los Cachorros, Anthony Rizzo, por ejemplo, atrapó el último out de la Serie Mundial 2016, el primer campeonato de los North Siders en 108 años, e inmediatamente guardó la pelota en su bolsillo trasero, esperando la autenticación.


"Llegamos a él, y él sabía exactamente por qué estábamos allí", dijo Posner. “Él estaba sonriendo y sosteniendo la pelota para nosotros. Inmediatamente después de que lo autenticamos, estaba tan feliz como un niño de 12 años ".


Por supuesto, la gran mayoría de los objetos recolectados no son de gran importancia histórica. Pero eso no significa que no sean importantes para alguien. A los jugadores recién convocados desde las menores siempre les encanta recibir la pelota desde su primer hit. Y a los fanáticos les encanta tener en sus manos artículos usados ​​en juegos, lo que los convierte en un valioso elemento para las tiendas de equipos y las subastas benéficas.


Por desgracia, no todos los elementos pueden autenticarse. Debido a que los números de serie individualizados, al estilo de las pelotas de Cabrera, solo se usan para circunstancias históricas importantes, los HR’s que llegan a las gradas generalmente no son verificables, a menos que la pelota nunca salga de la línea de visión del autenticador. (Aunque, en una temporada regular de 2020 que se jugó completamente sin fanáticos en las gradas, MLB pudo autenticar casi todos los HR’s por primera vez). Los autenticadores se rigen por estándares estrictos.


“Algunos artículos los obtenemos en la casa club y tenemos que llamarlos 'emitidos por el equipo' o 'recolectados por el jugador'”, dijo Posner. "Somos transparentes, de modo que si un artículo cambia de manos, decimos todo lo que podemos decir y la persona que lo adquiere puede tomar la misma determinación".


A raíz del juego MLB de este verano en el Field of Dreams, las bolas de HR’s recolectadas en el campo de maíz no se podían distinguir entre sí de las bolas de práctica de bateo, por lo que no pudieron ser verificadas.


Pero el equipo de Posner hizo lo mejor que podía hacer: autenticaron los tallos de maíz ellos mismos.


“Es una gran parte de la película y de lo que preparamos. Así que encontramos un parche en los jardines y saqué unos 10 o 12 tallos y los autenticamos (con stickers) en las hojas y los enviamos de regreso al almacén. Hago esas cosas porque sé que los fanáticos pensarán que es genial y lo disfrutarán".


El juego Field of Dreams fue un ejemplo del beneficio que el programa puede hacer en la comunidad. Los artículos autenticados de ese juego entre los Medias Blancas y los Yankees fueron subastados, con más de $200,000 dls recaudados para el Centro de Cáncer de MercyOne Dubuque.


Entonces, mientras que el mundo de los recuerdos del béisbol una vez enriqueció a los falsificadores y ladrones, hoy puede beneficiar a causas mucho más valiosas. Y los fanáticos tienen la tranquilidad de que cualquier artículo obtenido con esa etiqueta especial es auténtico.


"Es una forma para que los fanáticos se conecten al juego", dijo Posner. “Hay un niño o una niña a quien le encantaría que su jugador favorito lanzara o golpeara una pelota de béisbol. Ahora podemos ofrecer eso".


Con información de MLB.

168 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page