top of page

Reds, 6º equipo de la historia con sin hit y derrota

De acuerdo con las reglas, para los registros de MLB el desempeño de Cincinnati no es un partido sin hit oficial porque sus lanzadores no trabajaron al menos 9 entradas.

PITTSBURGH (AP) — En una temporada en la que naufragaron en el mismo primer mes, los Reds de Cincinnati añadieron otro fiasco.


El cotizado novato Hunter Greene y el relevista Art Warren compartieron el montículo sin conceder imparable en un juego completo, pero no contó como un sin hit ni victoria, porque los Pirates de Pittsburgh les ganaron 1-0 tras anotar una carrera en la parte baja de la octava entrada.


“Hubiera sido grandioso sacar un resultado distinto, pero es lo que hay”, dijo Greene.


De acuerdo con las reglas, para los registros de MLB el desempeño de Cincinnati no es un partido sin hit oficial porque sus lanzadores no trabajaron al menos 9 entradas.


“A veces te tocan ganar juegos de manera extraña y hoy hemos ganado uno de manera extraña. Y si es algo que queda para la historia, pues da igual porque sigue siendo una victoria”, comentó el manager de los Pirates, Derek Shelton.


Esta fue la sexta ocasión en la historia desde 1901 que un equipo gana a pesar de no conseguir hit alguno.


A continuación repasamos las 5 anteriores


Ken Johnson de los Colt .45s / 23 de abril de 1964 vs Reds


Johnson fue el primer lanzador en perder un juego sin haber permitido hit.


Lanzó 8 entradas en blanco antes de permitir una carrera en la parte alta de la novena entrada, en gran parte gracias a dos errores de sus compañeros de equipo.


“Es una sensación embriagadora saber que tienes un nicho en la historia. Así que hice historia esta noche. De alguna manera había que entrar en los libros, ¿no?", declaró aquella noche.


Steve Barber y Stu Miller de Orioles / 30 de abril de 1967 vs Tigers


La segunda derrota sin hit ocurrió poco más de tres años después de que Johnson lograra la hazaña por primera vez. Barber y Miller montaron una novena entrada decepcionante, ya que los Tigers anotaron dos veces para tomar la ventaja final de 2-1.


Barber dio base por bolas a dos hombres para comenzar la novena entrada y los vio pasar a la posición de anotar después de un toque de sacrificio. La carrera del empate se anotó más tarde después de que realizó un lanzamiento descontrolado.


Miller llegó necesitando un out para preservar el empate antes de la parte baja de la entrada. Sin embargo, un error permitió a Detroit anotar una segunda carrera, y eso les permitió ganar el juego sin conectar hit.


Barber estaba molesto por el resultado del juego, pero estaba más enojado consigo mismo después de dar la friolera de 10 bases por bolas durante el juego.


"Si no puedes pasar la pelota por encima del plato, no mereces ganar", dijo.


Andy Hawkins de Yankees / 1 de julio de 1990 vs White Sox


Le tomó 23 años a otro lanzador perder un juego sin que el rival conectara hit, pero ocurrió cuando Hawkins perdió un duelo de lanzadores ante Greg Hibbard.


Hawkins lanzó extremadamente bien para los Yankees, pero las condiciones de viento (16 MPH) descarrilaron su juego sin hit en la octava entrada. Las bases se llenaron después de que Sammy Sosa se embasó en un error y Hawkins dio dos bases por bolas. Luego, un par de errores del jardinero izquierdo Jim Leyritz y del jardinero derecho Jesse Barfield permitieron que Chicago anotara cuatro carreras sin dar hit.


Los White Sox ganaron 4-0.


El juego sin hit casi no ocurre, ya que el error con el que llegó Sosa a base originalmente se consideró un imparable. Sin embargo, el anotador oficial finalmente confirmó que lo había marcado como un error, dado que el tercera base Mike Blowers había malabareado la pelota antes de fallar en sacar a Sosa en primera.


El juego sin hits de Hawkins fue el tercero en 3 días en la liga. Dave Stewart de los Athletics y Fernando Valenzuela de los Dodgers lanzaron los otros dos, y Hawkins lamentó que el suyo no terminara como el de ellos.


“Esto ni siquiera se acerca a la forma en que imaginé que sería un juego sin hit. Sueñas con uno, pero nunca piensas que será en una derrota. Piensas en Stewart y Fernando, saliendo del campo llenos de júbilo. No como nosotros”, dijo Hawkins.


Matt Young de Red Sox / 12 de abril de 1992 vs Indians


Young no permitió hit en la derrota de Boston por 2-1 ante Cleveland, sin embargo tuvo problemas con las bases por bolas, y eso finalmente le costó el juego a su equipo.


Caminó a siete bateadores. Cuando los jugadores de Cleveland se embasaron, robaron a menudo, logrando robar un total de seis bases. Kenny Lofton anotó la primera carrera después de robar dos bases y embasarse en un error de tiro. Más tarde, dos bases por bolas y dos rolas permitieron a Cleveland anotar su segunda carrera.


Young no le dio mucha importancia a su logro dado que el equipo no pudo ganar.


"Es irrelevante porque perdimos el juego. Se supone que un juego sin hit es cuando ponchas al último tipo y el receptor sale y salta a tus brazos. Una derrota es una derrota", declaró.


Jered Weaver y José Arredondo de Angels / 28 de junio de 2008 vs Dodgers


La derrota sin hit de Weaver fue particularmente dolorosa para él, ya que cometió un error crítico que puso a Matt Kemp en base en la quinta entrada.


Weaver no pudo fildear un roletazo débil que vino hacia él y eso puso a Kemp en primera. A partir de ahí, Kemp se robó la segunda, avanzó a la tercera con un error de tiro y anotó con un elevado de sacrificio de Blake DeWitt.


Weaver fue sacado después de seis entradas y Arredondo terminó el juego. Los Angelinos no pudieron anotar y perdieron 1-0. Ese era el único resultado que le importaba a Weaver después del partido.


"Estoy seguro de que ustedes se van a comer esto mucho más que yo. No lo considero un juego sin hit para mí", declaró.



110 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page