top of page

La tragedia de ayer en el Great American Ball Park... o algo así

Era una tranquila tarde de jueves en el Great American Ball Park cuando un padre, un hijo, unos nachos y una bola tuvieron el infortunio de cruzarse.


Mon Cruz / 643 Network .- Era una tranquila tarde de jueves en el Great American Ball Park.


Se enfrentaban los Rojos de Cincinnati contra los DBacks de Arizona; un padre y su hijo disfrutaban en la zona de bleachers de unos suculentos nachos con extra queso.


De pronto en el sexto inning, de la nada y enmedio de la sesión de ingesta de triglicéridos de este par, un home run conectado por Eugenio Suárez, sale directo hacia sus lugares en la tribuna.


El padre del menor, cual gracil equilibrista no deja caer los nachos pero toma la bola y tiene control de ella... tan solo por un segundo antes de dejarla caer.


Se avalanza sobre el anhelado trofeo del día y cuando menos se da cuenta, ha perdido la bola, los nachos y un poco de su dignidad quedó en la butaca de unas cuantas filas abajo.


El hombre, cabizbajo regresa a su asiento, solo para ver la cara de tristeza mezclada con decepción de su hijo que se llevó el chasco, de su semana al menos, viendo como su papá no logró quedarse con una pelota de HR, tampoco con sus nachos pero si con unos cuantos moretones en las piernas.



Vamos chicos, pero no se pongan así, aun no termina la historia...


La esposa del pitcher relevista de los Rojos, Lucas Sims, Dani, quien se encontraba viendo el encuentro pero en la comodidad de su hogar, fue testigo de la escena completa y en redes sociales lució bastante conmovida por la actitud del niño, que a pesar de todo y después del garrafal desliz de su padre, lo abrazó buscando consuelo de tan terrible momento; por lo que inició la búsqueda de quien ella bautizo como "The Nacho Man" (El hombre Nacho) a lo largo y ancho de las redes sociales.



Apenas cuatro horas después, Dani había logrado encontrar al desafortunado padre de familia, a quien le ofreció una bola firmada por su esposo y por si fuera poco, el patrocinio de una marca de pizzas locales para suplir los nachos caídos.


Ya por la noche, la pareja de padre e hijo además de haber conseguido volverse virales, recibieron un tweet de Lucas Sims y por supuesto, cambiaron su foto de perfil para encumbrar tan entrañable momento.



Ah, y los Rojos perdieron 11-14 ante los DBacks, pero eso no es tan conmovedor.


117 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page