top of page

La neta si la regamos: Fletcher, umpire

Como dirían en mi rancho, ahogado el niño, se pierden juegos de beis... ¿o como era?



Aaron Judge debería haber sido sancionado por interferencia evitando la doble matanza que provocó la remontada ganadora de Nueva York el domingo en Milwaukee. Así como lo escuchan.


Y eso reconoció el jefe de umpires, Andy Fletcher después de la victoria de los Yankees 15-5.


Contexto: Con el marcador empatado a 4 en la sexta entrada, Judge llegaba a la segunda base después de que Alex Verdugo hubiera pegado un imparable. El campocorto de los Cerveceros, Willy Adames, intentaba completar la doble matanza cuando su tiro rebotó en la mano de Judge y aterrizó en el suelo, lo que le permitió a Verdugo llegar a la base.

Los Yankees anotaron siete carreras en la entrada, todas con dos outs.


Como dirían en mi rancho, ahogado el niño...


El jefe de umpires señaló que se reunói con su equipo después del juego.


“Después de verlo fuera del campo en la repetición, parece que no hicimos lo correcto. Debería haberse cantado la interferencia porque no era una parte natural de su movimiento”.


Fletcher después aclaór que este tipo de marcación no se puede revisar.


Por su parte, Judge dijo que no era algo nuevo para el ese movimiento.


"No, eso nunca me había sucedido antes en mi vida, y he jugado así durante años", dijo Judge.


El manager de los Cerveceros, Pat Murphy, claro que salió del dugout para pedir la interferencia. Y siguió... aún después duel juego.


“Es difícil decir que no estaba intentando, al menos intencionalmente, obstruir”, dijo Murphy. “No creo que quisiera que la pelota lo golpeara, pero creo que estaba tratando de obstruir intencionalmente. Esa es mi opinión. No sé cuál era su intención”.


Adames señaló que sin duda, al menos si hizo difícil la jugada.


"Mide como 7 pies de altura", dijo Adames. “Él es enorme. Adeáms levanta las manos, es más alto que yo incluso cuando llegó barrido a segunda base”.


Y aunque parecía que la falta de una interferencia no haría una gran diferencia en el resultado del domingo, todo se vino abajo para los Cerveceros a partir de ese momento.


Verdugo avanzó con base por bolas de Anthony Rizzo y anotó la carrera de la ventaja con sencillo de Gleyber Torres al jardín central. Oswaldo Cabrera recibió boleto para llenar las bases antes de que José Treviño conectara dos carreras con un sencillo. Elvis Peguero reemplazó a Uribe y un wild pitch que trajo a Cabrera al plato. Después de que Anthony Volpe recibió base por bolas, Juan Soto conectó un sencillo productor.


Y pues ya ni modo.


“Admitieron que se equivocaron”, dijo Adames. “A veces nos equivocamos. Así es como sucede a veces”.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page