top of page

La mala suerte del BMW de Rene Rivera en el Scottsdale Stadium.

Fueron dos veces que las bolas de foul impactaron el parabrisas trasero de su carro en dos diferentes lugares.



Al ritmo que van las cosas, el agente de René Rivera tendrá que posiblemente rehacer el contrato de ligas menores que pactaron con los Gigantes.


El receptor puertorriqueño llegó a un nuevo acuerdo con el conjunto de la bahía en los primeros días de los entrenamientos primaverales y durante el transcurso de la semana pasada, su carro fue víctima de unos batazos que cayeron en las afueras de Scottsdale Stadium.


Resulta que el BMW del bayamonese ha estado estacionado en un lugar que al parecer precisamente queda en línea directa con el trayecto de las bolas de foul.


Fueron dos veces que las bolas impactaron el parabrisas trasero de su carro en dos diferentes lugares.



Rivera tendrá que pagar más o menos $300 para que le cambien el cristal por otro nuevo.


¿Esperará hasta que concluya el calendario de Spring Training en dos semanas para que le pongan uno nuevo, previendo que pueda pasar otra vez, o lo arreglará de una vez?

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page