top of page

La errada creencia de que el fan tiene derecho a todo por pagar una entrada. // Por ADN Magallanero.

Tanto entre peloteros como entre directivos y fanáticos del béisbol existe la errada creencia de que la fanaticada tiene derecho a todo por pagar una entrada.

De seguro todos los que han ido a un estadio de béisbol de pelota profesional en el béisbol del Caribe ha notado como algunos fanáticos se meten groseramente desde con el umpire, con otros fanáticos hasta de su mismo equipo, incluso con sus peloteros.

En la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) recuerdo varios desde el incidente entre fanáticos y Carl Everett, quien se subió a las tribunas del estadio José Pérez Colmenares a pelear con fanáticos en la campaña 95-96. También el de Juan Rivera, quien hizo lo propio en el estadio Alfonso Chico Carrasquel de Puerto La Cruz enla temporada 2005-2006.


En el último juego de la final 200-2009, pasó esto entre peloteros de los Tigres de Aragua y fanáticos de los Leones del Caracas. También en el cuarto juego de la final 2009-2010 entre los Navegantes del Magallanes y los Leones del Caracas, ambas veces en el estadio Universitario de Caracas.


De igual forma peloteros de las Águilas Zulia peleando con fanáticos de los Navegantes del Magallanes en el estadio José Bernardo Pérez en Valencia en el round robin de la zafra 2014-2015.


Y más reciente Reynaldo Rodríguez hizo lo mismo que Everett, pero en el estadio Luis Aparicio El Grande de Maracaibo con las Águilas del Zulia en la campaña 2017-2018.



En la Liga Mexicana de Béisbol (LMB)


En la LMB hasta ahora no he visto este tipo de cosas salvo la supuesta pelea entre Wilfredo Romero y un fanático que le habría costado su puesto de manager de los Leones de Yucatán en la campaña 2017.

También la seña de Yunesky Betancourt a los fanáticos de los Leones de Yucatán en los Playoffs 2018.

Y más recientemente este de Félix Pérez:



En el tuit critican al pelotero, quien en lo que se observa en el vídeo pide respeto. El vídeo de lo acontecido con Félix Pérez, y también lo daños causados por unos fanáticos a una silla del nuevo estadio Alfredo Harp Helú, confirma la errada creencia de que el fanático tiene derecho a todo por pagar una entrada.


En la LMB hasta ahora no he visto este tipo de cosas salvo la supuesta pelea entre Wilfredo Romero y un fanático que le habría costado su puesto de manager de los Leones de Yucatán en la campaña 2017.


También la seña de Yunesky Betancourt a los fanáticos de los Leones de Yucatán en los Playoffs 2018.


Dicha creencia hay que tratar de cambiarla porqué está arraigada tanto en los peloteros como en directivos. Con esto no se está queriendo justificar a los peloteros, quienes son profesionales y no deberían caer en este tipo de cosas con los fanáticos, pero se debe recordar que los peloteros también son seres humanos que sienten y padecen.

Ya se verá cómo le va a la LMB con la campaña de la sana convivencia dentro y fuera de los estadios que inició el martes 23 de abril y se extenderá hasta el 5 de mayo de 2019.



José Alfredo Otero.

25 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Komentar


bottom of page