top of page

Kelsie Whitmore y su peculiar pitcheo

La única mujer en una liga relacionada con MLB tiene un lanzamiento igual de único que ella...


NUEVA YORK (AP) — Lo primero que notan los bateadores de la Liga del Atlántico sobre Kelsie Whitmore es lo obvio: la jugadora de los FerryHawks de Staten Island es la única mujer en el circuito


Las sorpresas no se detienen ahí. Lo siguiente que es probable que vean también es una gran sorpresa.


“La Cosa”, dijo el entrenador de lanzadores Nelson Figueroa con una sonrisa. “Es lo más extraño que he visto”.


Whitmore se unió a los FerryHawks el mes pasado e hizo su debut el 21 de abril, convirtiéndose en la primera mujer en jugar en la historia de la Liga del Atlántico. La ex jardinera de softbol universitario es una jugadora bidireccional de Staten Island, compitiendo a un nivel similar a Triple-A, lo que la convierte en la jugadora de béisbol femenina más avanzada en décadas. Su velocidad es una ventaja desde el banco, y está conectada en el plato con rectas de 93 mph, aunque todavía está buscando su primer hit.


Pero el elemento en su informe de scouteo que probablemente la ayude a competir con los hombres en este momento es ‘The Thing’, un lanzamiento que se originó a partir de conversaciones con los jugadores de nudillos R.A. Dickey y Phil Niekro.


“Es un cambio de nudillos”, dijo Whitmore. “No trato de obtener el movimiento de nudillos. Solo quiero que obtenga principalmente una gran cantidad de ruptura vertical ".


Mientras que los lanzadores de knuckleball crean una acción impredecible en sus lanzamientos al eliminar el efecto por completo, ‘The Thing‘ sale de la mano de Whitmore con solo un poco de efecto superior. La lanza tan fuerte como puede, tratando de que el lanzamiento parezca una bola rápida al principio. Las rotaciones parecen disminuir a medida que el lanzamiento se acerca al plato, y ahí es cuando se cae el fondo.


“Parece que simplemente se detiene y luego se convierte en una bola de nudillos”, dijo Figueroa.


Whitmore de 5 pies y 6 pulgadas no dominará a los bateadores en ninguna liga profesional masculina. Lanzando como relevista, su bola rápida actualmente supera las 78 mph, y ella y Figueroa esperan que alcance las 80 mph esta temporada, todavía casi 14 mph por debajo del promedio de las Grandes Ligas.


A pesar de eso, Figueroa y los FerryHawks creen que puede competir y eso es todo lo que quiere. Whitmore, de 24 años, ha estado al frente del béisbol femenino desde que tenía 14 años y jugó para la selección nacional femenina de EE. UU. Tuvo su primera gran oportunidad de competir con los hombres en 2016, cuando ella y Stacy Piagno jugaron para los Sonoma Stompers de la Asociación Independiente del Pacífico, una liga muy por debajo de la Liga del Atlántico.


Whitmore ha sabido durante años que si va a vivir su sueño de jugar béisbol todos los días, tendrá que ser contra los hombres. Y entonces ella ha estado buscando una manera de cerrar la brecha.


La búsqueda la llevó brevemente a la bola de nudillos, que trató de aprender con la ayuda del ex profesional Chris Nowlin. Durante ese proceso, intercambió mensajes con Dickey, el ex ganador del premio Cy Young con los Mets, y también recibió consejos de Niekro antes de que el miembro del Salón de la Fama muriera en 2020.


Pero luego cambió de opinión. Estaba desesperada por convertirse en profesional, pero temerosa de convertirse en una rareza. Quería demostrar que podía competir con un enfoque más convencional.


“Estoy tratando de averiguar cómo entrar en este juego”, dijo. “Pero no quiero tener que cambiar quién soy para tratar de llegar a donde quiero estar”.


Como tantos aspirantes a lanzadores profesionales en estos días, recurrió a la tecnología. Con la ayuda del exjugador Joe Beimel, se sumergió en los datos de las cámaras de alta velocidad y el rastreo de radar, aprendiendo cómo pequeños ajustes en su agarre o movimiento podían cambiar la forma en que se movía la pelota.


En un momento, le mostró a Beimel el agarre de bola de nudillos y él tuvo una idea.


"Simplemente dijo: '¿Por qué no lanzas tan fuerte como puedas?'", recordó Whitmore.


Y así es como ‘The Thing‘ tomó su forma actual: un lanzamiento de baja velocidad que se hunde y que se parece a una bola rápida de splitfinger, el mismo lanzamiento que convirtió al cerrador Bruce Sutter en un miembro del Salón de la Fama a pesar de la velocidad mediocre.


‘The Thing‘ ha despertado el interés de los compañeros de equipo de Staten Island, incluido el ex All-Star Julio Teherán, quien le pidió a Whitmore que le enseñara el agarre a principios de esta temporada.


Ella dice: 'Piensan que porque soy una niña, estoy lanzando una bola de nudillos y es un truco'", recordó.


Staten Island llevó a Whitmore a los entrenamientos de primavera para ver si podía competir. Se enfrentó a 12 bateadores durante el campamento y permitió un hit.


“Si midiera 6 pies 5 pulgadas y pesara 230 libras, estaría en el programa”, dijo.


También lanza un slider y una bola curva, y necesitará desarrollar algo de astucia en la forma en que mezcla y combina esos lanzamientos.


Tuvo su primera oportunidad el 4 de mayo, cuando el manager Edgardo Alfonzo le dio la pelota con las bases llenas, dos outs y Staten Island abajo 3-1. Retiró al exjugador de MLB Ryan Jackson en cuatro lanzamientos con un elevado al jardín derecho.


“Me sentí lista”, dijo. “Estaba un poco nerviosa por eso, solo porque era el momento que había estado esperando para poder salir y competir”.


Los FerryHawks no ven a ‘The Thing’ como un truco, ni a Whitmore como una rareza, aunque su manager admite que había preocupación e incertidumbre sobre cómo reaccionarían los compañeros de equipo.


"La gente ni siquiera sabía qué decir, como, '¿Atta girl?'", dijo. “¿Es eso ofensivo para ella? Y literalmente nos sentamos y le preguntamos, ya sabes, '¿Qué quieres que digamos?' Y ella dice: 'Llámame como quieras. Soy uno de los chicos. Amigo, lo que sea’”.


Figueroa ha dejado de preocuparse. Él dice que Whitmore se ha ganado el respeto del clubhouse con su ética de trabajo, enfoque y talento. Whitmore dice que ganarse el respeto de sus compañeros de equipo fue la prioridad número 1 y está satisfecha con la forma en que la han tratado.


“Creo que donde quiera que vayas, vas a tener un poco de miedo de que te usen de la manera incorrecta”, dijo. “Pero a veces tienes que arriesgarte y confiar en que tendrán las intenciones correctas y te darán la oportunidad de ser quien eres como atleta y como jugador.


“Creo que es respetar lo que hago y respetar mis objetivos de jugar al más alto nivel posible”.

103 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page