top of page

Hoyer culpa a jugadores por irse de Cubs

"No sé por qué los muchachos no querían firmar. No sé por qué los muchachos ni siquiera querían hacer una contraoferta, a menudo", señaló.



El presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros de Chicago, Jed Hoyer, cerró el libro de la era más grandiosa en la historia de la franquicia con su venta final del día límite. Insiste en que no tenía por qué ser así.


Los Cachorros intentaron firmar a Kris Bryant, Anthony Rizzo y Javier Báez con acuerdos a largo plazo durante las últimas temporadas, pero las negociaciones con los tres se estancaron, lo que finalmente condujo a los intercambios. El deseo de las tres extensiones era aparentemente mutuo, lo que dejó a Hoyer aún más frustrado.


"Esa será probablemente mi mayor fuente de frustración en esta era", dijo Hoyer. "Pongo mi cabeza en la almohada todas las noches sabiendo que tratamos de dar un paso adelante. Las extensiones que les ofrecimos a estos muchachos eran excepcionalmente buenas contra el mercado abierto. No sé por qué los muchachos no querían firmar. No sé por qué los muchachos ni siquiera querían hacer una contraoferta, a menudo".


Rizzo, uno de los Cachorros más queridos en la memoria reciente, recibió una oferta de extensión esta primavera que estuvo por debajo de su precio de venta. Fue traspasado a los Yankees de Nueva York el jueves.


Báez, ahora con los Mets de Nueva York, vio sus negociaciones con los Cachorros interrumpidas por la pandemia en marzo pasado, dijo su agente, Nick Chanock. Chanock dijo que hicieron una contraoferta antes de que todo se frenara por la pandemia, pero los Cachorros nunca respondieron esa propuesta, incluso cuando se acercaba la fecha límite este mes.


No está tan claro cómo las negociaciones con Bryant, quien fue canjeado a los Gigantes de San Francisco minutos antes de la fecha límite del viernes, pueden haber fracasado. En febrero pasado, el MVP de la Liga Nacional de 2016 negó un informe de que había rechazado una extensión por valor de más de $ 200 millones.


Hoyer cree que se podrían haber alcanzado acuerdos fácilmente y ahora se pregunta si los jugadores realmente hicieron lo suyo durante las negociaciones.


"Cada uno de estos muchachos decía que quería quedarse en Chicago, 'Queríamos ser Cubs' pero luego nos sentábamos y hacíamos negociaciones, no era así como actuaban", dijo Hoyer.


"Veo a Lance Lynn, que viene a Chicago y firma una extensión", agregó. "Ciertamente podría haber obtenido más en el mercado abierto este invierno, pero (dijo) 'Quiero quedarme aquí. Quiero ser un White Sox'. Lo mismo que Kyle Hendricks, a quien admiro por querer seguir con nosotros, no teníamos eso".

99 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page