top of page

Después de “los sueños”… // Por Alejandro Aguerrebere



Mucho nos han comentado en RRSS sobre qué debería darse posteriormente, para el caso del “juego casi hecho filme”, bueno, mejor dicho: del “filme que se convirtió en todo un show ligamayorista” en Dyersville, Iowa, el #MLBatFieldofDreams.


Independientemente de que fue una súper producción extremadamente bien planeada -y ejecutada- alrededor de un encuentro beisbolero celebrado en una comunidad rural, triunfó el beisbol con un tremendo choque de dos equipos los cuales bien podrían ambos ser líderes divisionales.


La expectativa se cumplió en cuanto a lo casi fílmico y a lo puramente deportivo, cuando en un duelo de palos que mandaron varias esféricas a los maizales, las volteretas se sucedieron y se presentó un final épico con un walk-off, para deleite de los aficionados patipálidos, sí, esa franquicia con ese acento (quizá no muy bueno) histórico y esa mayor presencia en las tribunas hechas ad hoc para lo que presenciamos como un juegazo memorable.


Hasta la naturaleza jugó su papel, cuando se disipó una amenaza de tornado, no hubo riesgo de lluvia y todo fue jolgorio alrededor del rey de los deportes, en el primer encuentro de la historia ligamayorista en el Estado de Iowa.


¿Qué sigue entonces?


Es importante señalar que Grandes Ligas, MLB como fortísima industria de entretenimiento, se ha re encontrado con varios aficionados quienes ya estaban o en desencanto o en alejamiento del juego. Ha sido un poderoso imán ese filme de 1989 que llevó a muchos sentimientos a su público. Ah, entonces, ¿no está tan mal para quienes se quejaban de que era show o faramalla? Bueno, sabemos que el aficionado beisbolero de cepa, es exigente y no le gusta más que el juego en sí, aunque… ¿Qué no es exponerse puramente al show y la pirotecnia ir a un estadio de Las Mayores?


Es ahí donde debe quizás apretar el Staff del actual Comisionado, Rob Manfred: meter más cosas relacionadas con el beisbol como cultura, como National Pastime, como ese ícono de siglos, donde lo mismo se ha compuesto “Take Me Out to the Ball Game” como se han manufacturado ropa, chicles, cigarrillos, productos de todo tipo alrededor del beisbol. Sí, una noche de homenaje a “Take Me Out to the Ball Game” en los quince estadios al mismo tiempo, pero con cantantes de la talla de Celine Dion, Eddie Vedder, nombres que hagan verdadero ruido, obviamente con una súper producción alrededor del evento simultáneo. Si la NFL está vendiéndose mejor, es porque están más enfocados en ello.


Pero, lo más álgido quizá sea alrededor de películas exitosas, cinematografía con actores consagradísimos y con temas de lo más variados. Por supuesto estamos pensando que habrá más ediciones #FieldOfDreamsGame, aunque, muchos ya estábamos pensando si un evento tipo “Sandlot”, “The Natural”, “Rookie of the Year” o lo que se le ocurra al respetable… basta echarle un ojo a este listado fílmico.


No cabe la menor duda: el beisbol se encontró con la fantasía, la magia de la pantalla, en la pantalla del diamante, ¡¡WOW!!


Y… gracias por sus comentarios.


Twitter: @alejou / Correo: alejoague@yahoo.com

121 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page