top of page

Coaches de Giants y Padres aclaran supuesto racismo

Antoan Richardson y Mike Shildt platicaron en privado y luego ante periodistas, para tratar el tema del juego del martes.


SAN FRANCISCO (AP) — El coach de primera base de los Gigantes de San Francisco, Antoan Richardson, y el coach de tercera base de los Padres de San Diego, Mike Shildt, se abrazaron en el campo antes del partido del miércoles, un día después de que Richardson fuera expulsado luego de un incidente que, según dijo, incluyó a Shildt haciendo comentarios que tenían "matices de racismo".


Richardson dijo que Shildt había usado una palabrota y le dijo al manager de los Giants, Gabe Kapler, que controlara a Richardson el martes por la noche. En ese momento, Richardson dijo que interpretó el comentario de Shildt "como si yo fuera a ser controlado o una propiedad o esclavizado".


El miércoles, los dos hombres conversaron en el campo y se dieron la mano antes de dirigirse a los medios sobre el intercambio. Se abrazaron después de hablar con los periodistas.


“No creo que sea racista”, dijo Richardson, quien es negro. "Sin embargo, creo que, en el punto importante, está reconociendo que algunas de sus palabras, nuestras palabras, son poderosas y tienen un impacto. Y solo queremos crear conciencia sobre una situación que creo que es importante para nuestra comunidad".


Shildt, que es blanco, reconoció que usó un lenguaje inapropiado y dijo que apreciaba que Richardson dijera que no era racista.


“Estoy agradecido de que Antoan haya aclarado eso”, dijo Shildt. “Claramente malinterpretado, y creo que él lo sabe, mi valor como ser humano es amar a las personas. Eso es exactamente lo que represento. Así que le agradezco que aclare eso para mí y mi familia.


“No conozco la herencia de Antoan. No puedo caminar en sus zapatos. Solo puedo tener empatía y amor, que sí tengo y siempre he tenido en mi vida”, dijo.


Richardson dijo a los periodistas el martes por la noche que su expulsión se debió a un incidente que comenzó cuando Shildt se acercó al dugout de los Giants.


Richardson dijo que le preguntó a Shildt qué necesitaba. El coach de San Francisco dijo que Shildt usó una palabrota y le dijo a Kapler que "controlara" a Richardson. “En ese momento, subí al escalón más alto y dije: ‘Disculpe’, porque no podía creer lo que escuché” y me expulsaron, dijo Richardson después del partido del martes.


Shildt dijo el miércoles que los jugadores y entrenadores de los Padres estaban molestos porque Steven Duggar de los Giants se robó la segunda base en la segunda entrada con San Francisco ganando 10-1. Cuando Shildt acudió a la tercera base en la parte superior de la tercera, él y Richardson intercambiaron palabras.


“Hay algunas emociones a flor de piel. Nos miramos el uno al otro y luego busqué en el banquillo para encontrar un par de muchachos que realmente no necesitan ser nombrados, pero muchachos con los que he tenido relaciones desde que eran más jóvenes o que dirigí antes”, dijo Shildt.


“Estaba buscando algún apoyo para tratar de calmar la situación. No pude encontrarlos, y luego intercambiamos palabras. No voy a entrar en quién lo empezó. Estamos más allá de ese punto. Y podría haberlo manejado de otra manera con mi verborrea”, dijo.


Shildt agregó que cree que algo positivo saldrá de la controversia.


“La realidad es que manejamos esta difícil solución públicamente como hombres, con una solución en nuestro corazón sin animosidad alguna. Y creo que es un gran ejemplo de cómo las personas pueden comunicarse entre sí, independientemente de su origen, color o situación", dijo.

67 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page