top of page

Alejandro Kirk, paciencia y contacto

El mexicano está entre los mejores bateadores de contacto en el juego, ponchándose en menos del 11% de sus apariciones en el plato, el tercero más bajo entre los bateadores calificados.



TORONTO (AP) — Cuando el manager de los Yankees, Aaron Boone, llama al receptor de los Azulejos, Alejandro Kirk, “un dolor en el cuello”, lo dice en señal de respeto.


En una alineación ofensiva cargada liderada por George Springer, Bo Bichette y Vladimir Guerrero Jr., Kirk le da a los Blue Jays otro talento ofensivo de calibre All-Star, creando todo tipo de decisiones dolorosas para los contrarios.


Los números en la biografía de Kirk (5 pies 8 pulgadas, 245 libras) no son intimidantes, pero los de su línea de estadísticas sí lo son. De cara a los últimos días de la temporada regular, el jugador de 23 años está bateando .289 con 14 HR y un OPS de .796. Está entre los mejores bateadores de contacto en el juego, ponchándose en menos del 11% de sus apariciones en el plato, el tercero más bajo entre los bateadores calificados.


“Es un gran bateador”, dijo Boone. “Se ha atrincherado entre los primeros cuatro lugares por obviamente una muy buena ofensiva. Desde que apareció, batear fue su tarjeta de presentación. Nos enteramos. Siempre ha sido un dolor en el cuello. Es simplemente un out duro, un turno al bate de calidad y, francamente, uno de los realmente buenos bateadores de la liga”.


Eso es un gran elogio para un jugador adquirido de la Liga Mexicana por $30,000 en 2016.


Baseball America describió una vez la apariencia de Kirk como “como un Pablo Sandoval más bajo”, un jugador que también fue receptor de Ligas Menores antes de alcanzar el estrellato con los Giants de San Francisco. Resulta que Kirk también puede tocar algo como "Kung Fu Panda". También ha hecho algo que Sandoval no pudo: demostrar ser un receptor digno en el nivel de las Grandes Ligas.


Ahora, Kirk es un habitual detrás del plato para un contendiente de Postemporada, y su bate es tan potente que comienza como bateador designado en los días que no está atrapando.


“Su dominio de la zona de strike y sus habilidades de bateo, especialmente en un juego de entrada extra donde un hit gana, es muy, muy valioso”, dijo el manager interino de los Blue Jays, John Schneider.


El gerente general Ross Atkins dijo que estaba impresionado por la capacidad de Kirk para mantener la calma en situaciones de alta presión.


“Parece ser realmente capaz de ralentizar las cosas”, dijo Atkins. “Puedes verlo con corredores en posición de anotar, controlando el juego terrestre, bloqueando. Puedes verlo en sus turnos al bate, donde nunca hay pánico. Parece tener el mismo enfoque independientemente de la situación”.


En una entrevista traducida por el intérprete de los Blue Jays, Hector Lebron, Kirk dijo que la naturaleza imperturbable ha sido parte de su juego durante mucho tiempo.


“Siempre he sido así desde que era niño, especialmente en mis turnos al bate”, dijo Kirk. “No estoy tratando de ser demasiado agresivo. Siempre tratando de buscar un lanzamiento, tratando de mantener la calma todo el tiempo”.


La pasión de Kirk por el béisbol se transmitió de su padre, Juan Manuel, quien entrenó al equipo juvenil de su hijo. Los dos hermanos de Kirk siempre estaban jugando también, y Alejandro comenzó a atrapar siguiendo el ejemplo del mayor de la pareja.


“Nacimos y crecimos, básicamente, en el campo de béisbol, a través de mi padre”, dijo Kirk. “Así es como empezó todo para mí en el béisbol”.


Generalmente estoico, el rostro de Kirk se ilumina cuando se le pregunta acerca de batear.


Pero no es solo su juego ofensivo lo que ha recibido críticas muy favorables. Después de trabajar extensamente con el ganador del Cy Young de 2021, Robbie Ray, cuando Ray lanzó para los Blue Jays la temporada pasada, Kirk ha sido emparejado con el diestro de los Blue Jays, Alek Manoah, en todas menos una de las apariciones de Manoah esta temporada. Kirk también atrapó a Manoah con micrófono en una actuación de tres ponches en el Juego de Estrellas en julio.


“Fue un gran momento para los dos”, dijo Kirk.


Manoah y Kirk se conocieron en el sitio de entrenamiento alternativo de Toronto durante la temporada 2020 acortada por la pandemia, donde los juegos entre equipos eran comunes.


“Enfrentarlo fue terrible”, recordó Manoah. “Simplemente golpeó todo. No sabía qué tirarle”.


Cuando no tenía que enfrentar a Kirk, Manoah le lanzaba a él, y se formó un vínculo entre el receptor tranquilo y el lanzador sociable.


“Tenemos muchas similitudes”, dijo Manoah, cuyas raíces son cubanas. “Ambos venimos de orígenes hispanos, tenemos algunas de las mismas tradiciones. Trabaja muy duro y respeto lo que hace. Me encanta lanzarle”.


La complexión inusual de Kirk, algo que algunos cazatalentos le reprochaban, incluso se ha convertido en un activo a la defensiva. Se encuentra entre los mejores receptores de béisbol en el encuadre de lanzamientos bajos, algo que, según Schneider, ha sido fundamental para el éxito de Kirk al trabajar con Manoah.


“Están muy en sintonía con lo que hacen las cosas (de Manoah)”, dijo Schneider. “La forma en que se mueve la pelota de Alek y lo que Kirky puede hacer con su guante encaja muy bien”.

22 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page